REAVNan


En la lucha por el calentamiento global y el cuidado medioambiente en lo que a refrigerantes se refiere, en Europa se ha adoptado la normativa “F-GAS, la cual establece unas fechas límite para el uso de los refrigerantes actuales HFCs. Así, por ejemplo, para el caso de vitrinas (Muebles Enchufables Refrigeración Comercial), la fecha límite marcada por la F- Gas es el año 2020 para el R404A y año 2022 para el R134A, refrigerantes principales en este sector. Los avances tecnológicos en el sector han de ir en la mejora de la eficiencia y en el uso de refrigerantes más amigables con el medioambiente. ver más

Bajo este panorama, la industria de la refrigeración industrial se ve obligada a la innovación-búsqueda de alternativas, no sólo en cuanto a tipología de refrigerantes (ambientalmente más amigables) sino a nuevas tecnologías de refrigeración (acústica, termo-calórica, termoeléctrica, nanofluidos…) que mejoren la eficiencia y/o supongan un menor uso de refrigerantes. Es precisamente en este entorno en el que queda enmarcado el objetivo del presente proyecto, concretamente en el empleo de nanofluidos como un nuevo tipo de refrigerante que permita un incremento en la eficiencia de un mueble vitrina enchufable (entre un 10% y un 25%) y/o reducir la carga de refrigerante (entre un 5% y un 10%).

Para lograr este objetivo, se marcan unos objetivos intermedios como son:
1. Creación de un banco de ensayos totalmente monitorizado (temperaturas, presiones, caudales, potencias), apto para la medida del comportamiento de un nanofluido operando en un ciclo frigorífico (cambio de fase).
2. Creación de un sistema de inyección de nanolubricante (monitorizado: presiones, tiempos) en el banco de ensayos a fin de obtener el nanofluido final en el interior del banco.
3. Desarrollo de un software de monitorización y registro de datos del banco en su conjunto (circuito frigorífico + circuito de inyección del nanolubricante).
4. Formulación y caracterización del nanolubricante (propiedades termofísicas mejoradas).
5. Ensayos en banco con nanofluido y análisis de los resultados.

Con el banco finalizado, se realizan las primeras pruebas de funcionamiento con nanofluido, dando como resultado una disminución del 10% en la temperatura del evaporador con respecto a aquella obtenida con refrigerante convencional (404A). Esto supone una mejora en la eficiencia del 14.4%.
Como conclusiones principales de la actividad del 2017 se pueden extraer las siguientes:
1. El empleo de nanofluidos como refrigerante, apunta, y así lo demuestran estas primeras pruebas
experimentales, como una tecnología prometedora para hacer frente a las exigencias de la normativa sobre los refrigerantes HFCs. Si bien es preciso (en la segunda parte del proyecto, 2018) llevar a cabo un mayor número de ensayos para confirmar.
2. Se cuenta con una metodología de formulación/caracterización de nanofluidos y con un banco de ensayos para su valoración real en ésta y otras aplicaciones (frigoríficos domésticos, frigoríficos industriales, contenedores refrigerados, neveras, bomba de calor…), incrementando así la capacidad tecnológica de CEMITEC.

  • Año: 2017
  • Sector estratégico: #AutomociónyMecatrónica
  • Líder del proyecto: Fundación Cetena (CEMITEC)
  • Socios del proyecto: GRUPO K REFRIGERACIÓN