SIMCACOL


El cáncer colorrectal (CCR) es el segundo tipo de tumor más frecuente en los países desarrollados y es la segunda causa de muerte en el mundo occidental. Cada año se diagnostican más de un millón casos nuevos en el mundo, de los que alrededor de 694.000 fallecen a causa de la enfermedad. Con una prevalencia del 5%, su incidencia en España es de 15-30 casos por cada 100.000 habitantes y año y supone un 11% de las defunciones por cáncer en el hombre y un 15% en las mujeres. Entre los factores de riesgo que inciden en el desarrollo del CCR se incluye la dieta. Así, el consumo elevado de grasa y carnes procesadas o rojas, y el descenso en la ingesta de ácidos grasos ω3, calcio, vitamina D, ácido fólico y celulosa se han asociado con un aumento en el riesgo de padecer cáncer de colon. Por el contrario, otros componentes de la dieta como la fibra o los oligosacáridos contribuyen a la prevención del cáncer y a un mejor pronóstico. ver más

Durante los últimos años el uso de probióticos se ha extendido entre la población. Habitualmente utilizados en productos lácteos y fermentados, debido a su capacidad para modificar la microbiota su uso se ha solido enfocar hacia las enfermedades de origen intestinal. En el caso concreto del CCR se ha sugerido que los probióticos pueden disminuir la expresión de biomarcadores de cáncer y que su efecto es mayor cuando se usan en combinación con prebióticos.

Objetivo
Probisan® es un producto fermentado generado a partir de una mezcla de probióticos y prebióticos. Puesto que los efectos de los probióticos son específicos de la cepa probiótica utilizada, en este proyecto pretendemos evaluar el potencial terapéutico de Probisan® en el tratamiento y prevención de cáncer de colon en modelos animales de CCR con tumores inducidos con carcinógenos (ratones Balb/c inducidos con azoximetano) o con tumores implantados ortotópicamente (ratones Balb/c con implantes de células CT-26).

Resultados
In vitro habíamos mostrado que un extracto liposoluble de Probisan® tiene actividad citotóxica en líneas celulares de cáncer de colón, y que inhibe la proliferación de estas células bloqueando el progreso del ciclo celular aunque sin inducir la muerte de las células. Aunque este resultado sugería que la suplementación de la dieta con Probisan® podía proteger frente al desarrollo de CCR, los resultados que hemos obtenido in vivo no soportan esta hipótesis. De hecho, en el modelo de CCR inducido no hemos encontrado diferencias significativas entre los grupos de animales alimentados con dietas sin suplementar con Probisan® y los grupos de animales alimentados con dietas suplementadas en ninguna de las variables analizadas a lo largo del estudio, como peso, glucemia basal, masa de heces, recuento de focos de criptas aberrantes (ACF) a las 12 semanas de la inducción, o número de placas de Peyer, número de tumores y supervivencia a las 24 semanas de la inducción.
Por otra parte, en el modelo animal de tumores implantados, la administración de Probisan® induce un aumento del volumen tumoral en los tumores subcutáneos implantados en los ratones Balb/c en comparación con él de los ratones alimentados con pienso sin suplementar. Además, en este modelo la “ratio % Tumor subcutáneo vs Peso corporal” resultó menor en el grupo alimentado con dieta sin suplementar que en el alimentado con dieta suplementada, indicando de nuevo un mayor crecimiento del tumor en los ratones alimentados con dietas suplementadas con Probisan®. Por otra parte, la determinación de glucemia basal en cada uno de los ratones incluidos en los diferentes grupos experimentales rindió diferencias significativas entre grupos, siendo mayor en los ratones con implantes del tumor que en los ratones control. La razón por la que los ratones incluidos en los grupos con implantes del tumor muestran un nivel más elevado de glucosa en sangre es difícil de explicar, ya que podría tener su causa en una menor sensibilidad de los tejidos periféricos a la insulina o en una disminución en la secreción de insulina por parte de las células beta del páncreas.

Conclusión
La suplementación de la dieta con Probisan® no parece proteger frente al desarrollo de cáncer colorrectal, ya que no es efectiva ni en el modelo animal con implantes del tumor, en él que no reduce el tamaño del tumor frente al de los animales control alimentados con dietas no suplementadas, ni en el modelo de cáncer inducido por tratamiento con azoximetano, en él que tampoco disminuye el número de lesiones preneoplásicas (ACF) detectadas frente a las del grupo control.

  • Año: 2017
  • Sector estratégico: #Salud
  • Líder del proyecto: Fundación para la Investigación Médica Aplicada
  • Socios del proyecto: Universidad Pública de Navarra y Pentabiol, S.L.