Navarra participa en una red europea para mejorar la asistencia médica de urgencias y catástrofes en Pirineos

Navarra participa en una red europea para mejorar la asistencia médica de urgencias y catástrofes en Pirineos

  • Los y las profesionales del SNS-O, dedicados en las últimas semanas en exclusiva a la atención sanitaria por la enfermedad COVID-19, retoman la actividad del proyecto EGALURG con un encuentro online organizado por Navarrabiomed

 

Navarra organizó ayer el primer encuentro por videoconferencia de la red de cooperación transfronteriza EGALURG, que tiene como objetivo asegurar el acceso y la asistencia sanitaria en situaciones de emergencia y catástrofes en todas las regiones de la vertiente pirenaica de Francia, Andorra y España en igualdad de condiciones.

Los y las profesionales de emergencias del Servicio Navarro de Salud – Osasunbidea trabajarán de forma coordinada con expertos de Occitania, Nueva Aquitania y Cataluña. El centro de investigación Navarrabiomed, miembro de la red EGALURG, ha facilitado la conexión entre estos profesionales.

La red EGALURG está liderada por el Centro Hospitalario Universitario de Toulouse y en ella participan en calidad de socios, además de Navarrabiomed, el Centro Hospitalario de Bayona y el Sistema de Emergencias Médicas de Cataluña. La red, que se desarrolla en el marco del Programa europeo Interreg V-A España-Francia-Andorra (POCTEFA 2014-2020), comenzó oficialmente su actividad en noviembre del pasado año y tiene una duración total de 30 meses. Por el momento se han organizado dos reuniones de partenariado, la primera reunión el 19 de diciembre en Toulouse y la segunda ayer, celebrada de forma telemática y cumpliendo con la normativa del plan nacional de desescalada.

El consorcio de EGALURG trabajará en la mejora de la asistencia médica en todo el espacio Pirineos evitando que la frontera suponga un impedimento a nivel jurídico y/o administrativo fomentando la coordinación sanitaria interregional. La iniciativa pone especial atención a la cobertura que se ofrece a poblaciones geográficamente aisladas y a personas en situaciones de urgencia o catástrofe.

Para lograr esa mejora asistencial, EGALURG buscará en los próximos meses la armonización de protocolos de atención a pacientes para anticipar y gestionar los dispositivos médicos necesarios. También desarrollará herramientas innovadoras para aumentar la eficiencia en la atención sanitaria tratando de que los distintos sistemas y la diversidad lingüística no supongan un impedimento. En este sentido, se crearán registros en cada país con una plataforma informática común basados en los datos epidemiológicos que permitan la evaluación y la investigación.

EGALURG en Navarra

El grupo de trabajo de Navarra desarrollará e implementará una base de datos que recoja las características sobre traumatismos graves y un repertorio operacional de recursos transfronterizos comunes. Además, coordinará la actividad de comunicación de la red desarrollando diversas actividades y coordinando a todos los agentes de las regiones implicadas.

Ante la actual situación ocasionada por la enfermedad COVID-19, EGALURG ha pospuesto varios eventos y formaciones presenciales que capaciten y aseguren una mejor colaboración entre profesionales. El equipo confía en que el próximo año se puedan organizar eventos de simulación y estancias. “La simulación es clave para que el personal sanitario pueda entrenarse en espacios con un contexto semejante a las situaciones de urgencias y/o catástrofe. Esperamos poder reprogramar las acciones previstas y celebrar en 2021 encuentros en los que poner en común protocolos y buenas prácticas”, expone la gestora del proyecto en Navarra Arantxa Ibarrola Segura.

El presupuesto total para llevar a cabo EGALURG asciende a 2.343.192 euros, de los cuales 1.523.075 (el 65%) han sido cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Programa Interreg V-A España-Francia-Andorra (POCTEFA 2014-2020). El objetivo del POCTEFA es reforzar la integración económica y social de la zona fronteriza España-Francia-Andorra. Su ayuda se concentra en el desarrollo de actividades económicas, sociales y medioambientales transfronterizas, a través de estrategias conjuntas a favor del desarrollo territorial sostenible.